miércoles, 5 de abril de 2017

Cuando era pequeña.

Cuando era pequeña, solía pensar que las relaciones eran perfectas, que los problemas de las parejas se solucionaban de golpe, con un momento perfecto
Lo que yo no me podía imaginar, que eso no es el mundo real, en el mundo real, las relaciones no son perfectas, no siempre van bien, y al final uno u otro acaba haciendo daño.

21 comentarios:

Aprendemos con mamá dijo...

Yo también me di cuenta de la imperfección de todo y de lo engañados que estamos muchos de la vida real algo difícil de digerir

Amapola Azzul dijo...

El mundo de los sentimientos es muy complicado.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Te imaginabas eso porque la gente miente más que habla...
Pero claro, eso se descubre a base de años.

Besos.

Noelia Cano dijo...

El cine y la literatura romántica hacen mucho daño: crecemos con un imaginario muy alejado de la realidad donde todo es perfecto, encaja y "vivieron felices para siempre". Como si el amor no hubiera que cuidarlo y construirlo día a día.
Un abrazo!

AtHeNeA dijo...

La vida es un equilibrio plagado de momentos que ponen a prueba la Fe.

Un abraz☆

Susana A dijo...

Qué lástima. Un beso.

tecla dijo...

De pronto se me ha aparecido la madre Naturaleza, cuando por la fuerza del viento las ramas de los árboles se zarandean, se arañan, se hieren. Y luego se vuelven a rozar en una suave y dulce caricia imposible de olvidar.
Y así es la vida de los humanos. Aceptarnos tal y como somos.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Seria lindo que así fuera la realidad, como en la niñez.
Abrazo

LOBEZNA dijo...

Por desgracia casi siempre es así, pero debemos intentarlo. Un abrazo.

Cristina dijo...

Hola guapa !!!!
Gracias por pasarte por mi blog, me quedo por aquí y te sigo.
Cuando somos pequeños vemos las cosas de forma muy distinta a la realidad, luego nos damos cuenta de todo.
Un beso !!!

Ester dijo...

No siempre, hay relaciones perfectas que duran muchos años, cuando tropiezas con alguna que no lo es te hace pensar que son todas igual. Ánimo que las hay buenas.

**kadannek** dijo...

Cuando uno vive en el calor febril y romántico de la juventud primera, es natural y sano, honrar nuestros días con un sentido de esperanza, alegría y entusiasmo especial. Muchas veces las primeras decepciones nos terminan frustrando, porque destruyen de sopetón esa burbuja mágica que revestía la idea del mundo y la humanidad que nos habíamos creados. La clave está en averiguar cómo integrar este nuevo saber para desenvolvernos mejor en la realidad que ahora logramos ver. Irse a los extremos de blanco y negro sólo limitará nuestra vida. Hay que entender que en todo existen matices, por más evidente, cliché o repetitivo que sea esto.
No es que haya que ser perfectos, pero sí trabajar para que nuestros parámetros se cumplan.
Tristemente pienso que las relaciones humanas en general, son complicadas. Muy complicadas. No sólo se necesita mucha empatia para entender al otro, también altura de mira para discernir sobre las situaciones que atravesamos con ese otro, tomar buenas elecciones, perdonar, dejar pasar, etc. pero sin atentar contra nuestra propia integridad y dignidad. Un proceso complicado ¿no?

Sea como sea, se aprende mucho de los otros y eso vale totalmente la pena.

Tracy dijo...

Cuantos paraísos infantiles se nos derrumban cuando vamos creciendo...

Alfa Fon-Amor dijo...

Pasan los años cambian las cosas,abrazo.

El collar de Hampstead dijo...

Hay parejas que están bien durante mucho tiempo,otras que dejan la relación con buen rollo,otras en las que como tú dices uno de los dos acaba haciendo daño....hay tantas posibilidades como personas...

Besos.

Mini-Fu dijo...

Cuando somos pequeñines la palabra problema viene asociada con "me he pelado las rodillas". Es lo único que echo de menos de la niñez... la santa inocencia.

Besitos

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Olá, se fossemos perfeitos a vida seria muito aborrecida de ser vida, o dialogo e outras coisa mais, eram limitados ao sim, sempre sim, mais sim, a imperfeição causa a proximidade da perfeição, num relacionamento os momentos imperfeitos, vão originar momentos quase perfeitos que são agradáveis para repetir.
AG

Gostei de conhecer a sua pagina e a sua escrita.

jfbmurcia dijo...

Eso es algo natural, nos pasa a todos. Pero sabes qué te digo, todo tiene arreglo. Un abrazo.

Erika M dijo...

Cuando somos pequeños nos enseñan un "prototipo", un "ideal" totalmente irreal que al final nos acaba martirizando por no poder conseguir... pero la realidad es otra, una más dura con lágrimas y mucho mucho trabajo.
Un beso enorme, la niña perdida

mari carmen garcia franconetti dijo...

En todas las etapas de la vida vas recibiendo conocimientos, aprendiendo de todo. La infancia es quizás la que más te marca. En fin, cuando ya empiezas aprender a vivir, ves que no tienes suficiente tiempo ya...o eso creo, niña.
Eres muy tierna.
Besitos, preciosa.

Lua Seomun dijo...

Es mejor que las cosas no sean perfectas, las relaciones que duran muchos muchos años, a veces es por que en un principio no fueron perfectas y a base de trabajarlas, se construyen cada vez mejor.

Cuando eres pequeña normalmente no te dicen, que en una relación lo normal es que nada sea perfecto. Cada uno tiene sus vainas, lo importante es que haya amor e intención de hacer lo posible por adaptarse bien el uno al otro.

Trabajando juntos por mejorar de forma individual y después en pareja, es la mejor solución. Al final todo eso da sus frutos. Las relaciones perfectas, no duran mas de tres años, si ves alguna que lleva más tiempo es porque la han trabajado.

Besos cielo, todo lo que vale la pena en esta vida, cuesta esfuerzo y el amor, es lo que más vale la pena.