martes, 21 de marzo de 2017

COMO SI NADA.

¿Cuanto tenemos que esperar a que la vida nos recompense por lo que nos merecemos?
¿Cuanto hay que sufrir solo por muy poco?
Y si alomejor ,estamos esperando tontamente porque no nos tiene que llegar lo que ''nos merecemos'' nosotros
y llega otra cosa que ni esperamos
y cuando llega, te sorprende?


13 comentarios:

Xan Do Río dijo...

Nada de esperar, hay que ir a por ello. Un abrazo.

Celia Segui dijo...

Quién nos habrá metido en la cabeza la historia del merecimiento. La vida obviamente no funciona así, ojalá fuera justa.
Besos.

Yennely dijo...

A pesar que nos han metido en la cabeza que a cada quien le llega lo que merece, eso no se ve mucho, no hay justicia y quien debe buscar lo suyo y no esperar nada.

mjesus dijo...

Todo es una incogtita
un abrazo

Ester dijo...

Hay que salir a por lo que queremos, si toca sufrir que nos quede claro si se puede evitar o si compensa, si lo que llega no nos gusta lo olvidamos, nos merecemos lo mejor y lo mejor está a nuestro alcance. Saltos y brincos

Amapola Azzul dijo...

La vida siempre sorprende eso es así.

Un abrazo.

lopillas dijo...

Lo mejor es no esperar nada sobre todo de nadie, así no te llevas decepciones y si llega alegría pal body
Besitos

Tracy dijo...

Si que estás tú filósofa esta noche.

Mia Lozano dijo...

Un texto muy interesante.

Jose dijo...

A veces es mejor no esperar y hacia lo que queremos caminar.

Saludos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

La vida siempre nos trae sorpresas, no es esperar que recibas lo que crees que mereces, pues son nuestras decisiones que muchas veces nos hacen tener lo que no queremos, pero mientras hay vida hay esperanza de encontrar el camino que deseábamos encontrar. Hay que seguir luchando por nuestros sueños.
Gracias por tu visita.
Un beso de ternura.

Hada Saltarina dijo...

Hola Kristalle,

Gracias por visitar mi blog y permitirme así conocer el tuyo.

Fíjate, en una ocasión me hablaron de que la cuestión no es merecer. Quizá nos basamos mucho en lo que merecemos o no merecemos, más que en elegir, optar y fundamentalmente vivir y aprender con lo que venga.

Un abrazo fuerte

Buho Evanescente dijo...

un placer conocerte y otro mas grande recibir tu visita!! saludosbuhos,