viernes, 2 de enero de 2015

¿Cuantas veces has sonreído aunque no tuvieras ganas?
¿Y el mundo se te echaba encima?
¿Y todo te parecía difícil y sin solución?
¿Cuando te cansabas de todo?

Es muy fácil llorar cuando estas triste, pero es mas difícil sonreír cuando lo estás.



1 comentario:

Mª Dolores Martinez Martinez dijo...

Es dificil sonreir cuando no hay ganas, pero aún así debemos hacerlo, pues la pena solo trae más llanto.
Un beso y feliz año.